Saltar al contenido

El Faro: la consagración de un director y el más bello homenaje a una época

Por Los Hermanos Caradura

La nueva propuesta del director Robert Eggers, que ya antes nos había traído la película de  The Witch (2015) un film de terror y basado en documentos históricos (aunque hubo gente que le dio una visión actual incorrecta). En esta ocasión, no se aleja del género y agrega varios elementos de otros para entregarnos “El faro” (The Lighthouse).

La reseña corta es la siguiente, sí es verdad que es una película que no es fácil de digerir, las actuaciones de Willem Dafoe y Robert Pattinson junto con la estética del film, nos hace aconsejar a todo amante del cine ir a ver de inmediato la cinta, ahora, sí lo suyo es disfrutar de películas que cuenten historias que no se complican y que entretengan, no gasten su dinero, hay otras opciones en cartelera.

Sigamos con la reseña. Comenzaremos con los datos técnicos, en la silla del director tenemos, como ya se dijo, a Robert Eggers; con las actuaciones de Willem Dafoe y Robert Pattinson; en cinematografía Jarin Blaschke (más adelante explicaremos por qué hemos incluido este rubro); y finalmente, Escrito por Robert Eggers y su hermano Max Eggers.

La historia va de dos personajes (Robert Pattinson y Willem Dafoe) que son llevados a un peñasco dónde deben de cuidar el faro que ahí se encuentra.  Ephraim Winslow (Robert Pattinson) es el nuevo en el trabajo, que trata de hacer una vida después de un pasado tormentoso; su capataz es Thomas Wake (Willem Dafoe) un viejo lobo de mar en toda la extensión de la palabra, ya que dice haber sido marinero de joven y que por problemas de una extremidad tuvo que dejarlo y dedicarse a otros menesteres, lo que lo hizo llegar a ese peñasco como cuidador del faro. La ambientación es a finales del siglo XIX y el film transcurre en una pequeña cabaña a un costado del faro así como los alrededores de estos lugares.

La asfixiante vida en aquella pequeña cabaña y lo cotidiano de sus tareas poco a poco se vuelve estresante, la convivencia en odio y la cordura en locura, de esta manera los dos protagonistas comienzan a desarrollarse en una espiral que los lleva a la demencia.

Eso es lo que podemos decir de la historia sin cometer el pecado del spoiler, así que hasta ahí lo dejaremos y seguiremos con una sencilla disección del film para aquellos que, ya la vieron o que aún están pensándose si ir o no.

Primero hemos de reconocer que el director Robert Eggers ha madurado como director, y nos es que digamos que The Witch haya sido mala, sino que ya puede considerarse como uno de los grandes directores de cine actualmente y sin duda, para la posteridad, el amor al detalle se ve en cada puesta en escena y en los diálogos (escritos por los hermanos Eggers).

En lo tocante a las actuaciones Willem Dafoe hace uno de sus más increíbles papeles de su carrera, claro, por el buen guion que le han suministrado. Se dice que Willem Dafoe después de ver The Witch, intentó contactar al director Robert Eggers para protagonizar su siguiente película, unos mails después, lo había logrado y sin duda ha valido la pena. En cuanto a Robert Pattinson, bueno, la verdad nos ha sorprendido, si antes se le cargaba un estigma de mal actor por la serie de Crepúsculo; con la actuación que da en “El Faro” se ha reivindicado completamente; creíamos que el papel de Batman le quedaría grande pero después de lo visto, Robert Pattinson puede hacer cualquier película sin temor a que falle. Lo malo, su rostro es muy joven y “muy cuidado”, cuesta convencerse que es alguien que ha tenido una vida dura en pleno siglo XIX -época en dónde está ambientada la cinta-, además, el bigote que le han puesto, le resta mucho por lo falso que se ve. También hay poca química entre los actores, o al menos eso fue lo que apreciamos, pero fuera de eso, son unas grandes actuaciones.

La cinematografía fue hecha por Jarin Blaschke y es todo un tema, podríamos hablar de ello durante varias páginas pero para no hacer el cuento largo, se trató de emular las técnicas del siglo XIX y hasta el formato en que se presenta es 1.19:1 (19:16) característico de aquella época. El uso de filtros y de acercarse a la técnica ortocromática nos dan una imagen claustrofóbica y de estética impecable, podríamos decir que recomendamos ir solo a ver el film por esto. En este rubro no podemos más que aplaudir lo conseguido y pedir que le den todos los premios habido en las academias.

En cuanto al guion y la historia, bueno, aquí hay varios claroscuros. La historia que nos plantea es muy metafórica y abierta a un sinfín de interpretaciones, nada extraño para aquellos que conocen del cine de esas épocas, sin embargo, aquí peca de ello, deja muy abierta las metáforas; a lo anterior hay que sumar el hecho de que el faro, uno de los personajes principales, es dejado fuera de la historia o al menos se pierde en momentos muy largos del film, a veces es la historia sombría de los personajes, otras veces es su relación enferma entre ellos, otra más es el aislamiento o la dicotomía entre lo real y lo imaginario; y para finalmente, presentarnos que el trasfondo total es acerca de la mitología griega (Prometeo y Proteus). Y el decir esto no es gratuito ya que hasta el nombre de la película nos hace ver que, el faro será un personaje principal o que será ahí dónde todo gire, y sí, el clímax se encuentra ahí pero no alcanza a unirse historia con metáfora y estética.

No nos malentiendan, la película es muy buena, pero después de haber visto Parasite de Bong Joon-ho; el film de Robert Eggers queda corto, sin embargo, es una belleza estética y sin duda va a influenciar a muchos directores y tanto las actuaciones como los diálogos harán sentir escalofríos, especialmente con los de Willem Dafoe que nos brinda una actuación sumamente teatral.

En La Isla de Minerva le damos 4 de 5 plumas mochueliles.

Categorías

Películas

One thought on “El Faro: la consagración de un director y el más bello homenaje a una época Deja un comentario

  1. Muchas gracias por esta reseña honesta. A mí me gusta mucho ir a ver cine medio raro, pero si me avisan, mejor, Ya sé a lo que me atengo. Con taaaanto mame en esta temporada de premios, a veces me da temor ir a ver películas mega aclamadas, pero que terminan siendo de esas sin pies ni cabeza, pero con cualidades estéticas impresionantes y con historias vagas y sin chiste. Ese era mi temor con Parasite y wow, fue todo una sorpresa: sí tiene historia. En cuanto a esta, igual no sabía muy bien si tenía buena trama, si solo era bella cinematográficamente o qué.

    Creo que la credibilidad de Patterson ya había sido confirmada con otras películas. Yo lo vi en Good time y la verdad me sorprendió, me lo creí todo. Creo que su actuación en Crepúsculo fue pésima, pero en general las de todos los actores, así que creo fue más un problema de dirección. En fin, qué bueno que le están dando la oportunidad de tener mejores papeles.

    Saludos (:

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: