Saltar al contenido

El pan de la guerra: cuando la animación es tan cruda como la realidad

Por Jimena Rincón

La realidad en los países de Medio Oriente es muy dura: la guerra, el atraso social, económicos y hasta científico, hay que sumarle las intervenciones de países europeos o de Estados Unidos, para hacerse con los recursos de aquella zona; pero es más fuerte para las mujeres, ya que no solo tienen que sufrir todo lo que les mencione, sino que también el machismo y misoginia que existe sobre ellas. La cinta que les traigo habla un tanto de eso, de una pequeña niña afgana que tiene que “convertirse” en el “hombre de la casa” para que su familia tenga que sobrevivir, en todo el sentido de la palabra.

La reseña corta es: sí, deben de verla, no importa sino no son apasionados de la animación, aunque me he encontrado gente que les desagrada el tema de aquellas zonas o que estigmatizan todo Medio Oriente como terroristas, así que, si son de ese tipo, pues mejor ni se acerquen.

La película nos adentra en la vida de Parvana, una niña de 11 años que vive en Afganistán y que al inicio la vemos, ayudando a vender cosas en el mercado local, a su padre. Entre los tiempos muertos, el padre de Parvana le cuenta sobre la vida antes de la llegada del régimen talibán, en ese momento es cuando un miembro del régimen se hace de palabras con él y es encarcelado, hecho que obliga a Parvana a cortarse el pelo y vestirse como hombre ya que en esa zona no esta mal visto que un niño salga a ganarse el sustento familiar, en comparación a una mujer adulta, que tienen prohibido salir sino es en compañía de un hombre, es por esto que la pequeña protagonista se comienza a dar cuenta de la falta de libertades y derechos que viven las mujeres, sin embargo, gracias a lo que su padre le enseñó intenta salir adelante y de paso, tratar de conseguir que su papá regrese a casa.

La película esta basada en un cuento homónimo de la escritora Deborah Ellis y que logró realizar gracias a las entrevistas que hizo a refugiados afganos que se encontraban en Pakistán, aunque ella siempre ha trabajado mucho con migrantes árabes. Es la tercera película del estudio irlandés Cartoon Saloon y está dirigida por Nora Twomey (codirectora de “El secreto del libro de Kells”). Además, estuvo nominada como Mejor Película de Animación en los Premios Óscar.

La historia pese a ser fuerte, es también esperanzadora, algo que pude ver en cada uno de los personajes femeninos que encuentran fuerzas para luchar por su bienestar y el de sus seres queridos, me hizo creer que hay esperanza para aquellas mujeres que han sido silenciadas en países dónde las excluyen y maltratan. También hay bellos momentos dónde Parvana se vuelve una cuentacuentos y que, junto con nosotros, su hermano pequeño será espectador de la trama que Parvana nos cuenta, como una manera de sobrellevar la difícil realidad. Esto se entrelaza con la vida de la familia y que tiene su propia animación para acentuar las diferencias.

En síntesis, es una gran obra de animación, es super bonita e inspiradora, pese al doloroso relato que nos cuenta, y que sin duda todos deberían de darle una oportunidad. Y les dejo una de las frases más bellas de la película:

“Alza tus palabras no la voz. Es la lluvia lo que hace que las flores crezcan, no el trueno”.

Es por todo esto que en La Isla de Minerva le damos 5 plumas mochueliles de 5

Categorías

Películas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: