Saltar al contenido

Amante fiel: amor y enredos

Por Abril Peña

¿Quién no se ha empecinado con una persona imposible, no ha experimentado la aflicción que produce un crush al que se es indiferente o ha sufrido un desengaño? Esta y otras cuestiones acerca del amor y las relaciones son tema de Amante fiel (2018).

L’homme fidèle, el título original de la cinta, es el segundo largometraje de Louis Garrel, ese joven de cabello rizado y nariz prominente que es como el Audrey Tautou masculino: llegó a un punto en que se le veía con demasiada frecuencia en las producciones francesas. En esta ocasión se desempeña como director, actor y también co-guionista, junto con Jean-Claude Carrière (colaborador de Luis Buñuel). Garrel escoge la comedia romántica para demostrar que, a pesar de ser un género menospreciado, él puede hacer un excelente trabajo y llevarlo a buen puerto.

La historia comienza con Abel (Louis Garrel) y Marianne (Laetitia Casta), quienes después de romper su relación de una manera precipitada, se reencuentran años después en el funeral del amigo de ambos y esposo de Marianne: Paul. Ahí es donde Ève (Lily-Rose Depp), hermana menor del difunto, vuelve a ver a Abel después de mucho tiempo, quien fuera su amor secreto desde que era adolescente y que ahora que ya ha crecido, cree que es su momento para tener una oportunidad con él.

Al principio no estaba totalmente convencida de que dos chicas se pelearan por el amor de un hombre, mi incipiente feminismo se escandalizaba. Sin embargo, Garrel y Carrière logran que la trama no se enfoque solamente en la lucha por el afecto de Abel, sino que introducen duda y misterio en la historia, de forma que se hace aún más interesante. A esto se le agrega Joseph, el inteligente hijo de Marianne, quien suma a la ecuación otro tipo de amor: el filial. En el transcurso del filme se desarrollará una relación especial entre él y Abel que hará que el final cobre mucho sentido.

La cinta tiene un excelente ritmo, además de que adopta un estilo juguetón con el espectador y tiene una buena dosis de humor. Además, se usan voces en off para hacer el relato más profundo y empático con los personajes.

Sin lugar a dudas mi personaje favorito es Ève. Una chica super decidida que obtiene lo que quiere. La escena donde va a declararle la guerra a Marianne me recordó mucho a la película Maggie’s plan (2015). Desde cómo quiere quedarse con el chico, hasta el punto en que se cansa de él y justo ahí reside uno de los aciertos de esta película: es realista. Ève se da cuenta, aunque a regañadientes, de que Abel no es para ella y de que no es más que una idealización. ¿Y no es eso lo que hacemos la mayoría de veces con las personas que nos gustan?

Marianne también es una mujer muy fuerte y astuta, a pesar de amar a Abel e incitarlo a que lleve a cabo su “experimento”, también se da su lugar advirtiéndole que ella podrá salir con quien quiera una vez que él tome una decisión.

Amante fiel es una entretenida reflexión acerca del amor y sus distintas facetas, desde el amor juvenil e impetuoso, hasta las relaciones más complicadas. Sus 75 minutos de duración no tienen desperdicio. 

En La Isla de Minerva le damos 4.5 plumas mochueliles de 5.

Categorías

Películas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: