Saltar al contenido

Apolo 11: el recuento de una odisea espacial

La humanidad siempre ha mirado al cielo nocturno entre maravillado y sabiendo que su lugar es allá, entre las estrellas. La película que hoy les traemos es un documental sobre aquel primer gran paso para lograr esa meta y como diría un personaje Hace 50 años: “Este es un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”.

Le llamo película aunque es más un documental, sin embargo, está tan bien hecha que en verdad parece un film más, aunque, y ahí viene la reseña corta: vayan sí y solo sí aman el tema de la carrera espacial o todo lo relacionado con ello y si alguien los acompaña, que tenga el mismo gusto por el tema y es que es una película que va a su ritmo y pide mucho al espectador pero una vez que te atrapa todo vale la pena completamente, no por nada en las páginas de crítica de cine tiene puntuaciones por arriba de 90% pero si eres de un público que le gusta ser complacido fácilmente aléjate del film.

La puesta en escena es digna de ver. Gran parte del material es original y fue restaurado, ya que estaba olvidado en bodegas de la NASA. Sobre el director, que es Todd Douglas Miller, una ovación de pie ya que ha sido todo un logro hacer un largometraje-documental de 97 minutos de una pila cientos de horas de video y otros miles más de audio. Según los datos técnicos de la película, toda ella está conformada por metraje original, me cuesta creerlo ya que hay muchas tomas que son muy cinematográficas, aunque, era la primera vez que el hombre pisaba la Luna así que supongo no escatimaron en hacer un archivo audiovisual vasto para dicha proeza.

La película nos lleva por esa odisea espacial que tuvo el Apolo 11 entre el 16 y el 24 de julio de 1969, desde el despegue, el alunizaje y el regreso de la tripulación; aquí no podemos hablar de datos técnicos más que la banda sonora y el montaje del film; la primera es una maravilla que me tuvo al filo del asiento y con mucha tensión, pese a conocer el desenlace de todo el film; mientras que sobre el montaje no me queda más que aplaudir y quitarme el sombrero ya que sin duda fue una tarea titánica al saber cuántas horas de metraje estaban guardadas y haberlas seleccionado, restaurado y montado. Sobre el último punto es importante resaltar que la película pide bastante del espectador, no es un film fácil ya que nos invita a imaginar y posicionarnos en el momento histórico, y es creo, lo que costará más al público promedio. Suena absurdo que una película nos pida usar la imaginación pero los que la vean entenderán, ya que hay que imaginar estar en ese momento con los astronautas, los científicos y el espectador de la misión Apolo 11 y hago hincapié en este punto ya que en la sala, 3 personas de alrededor se quedaron dormidas, fue evidente por los ronquidos o por los acompañantes que golpeaban o levantaban a los durmientes.

En resumen, el film que traemos hoy es solo para paladares sibaritas que aman los documentales sobre la exploración espacial, todo aquel que no coincida en gusto es mejor alejarse ya que es lenta, con silencios que podrían aburrir, sin embargo, una vez tomando ritmo el film es una gozada y repito, no por nada tiene 90% en audiencia y 99% en críticas (esto es exagerado de parte de la crítica).

En La Isla de Minerva le damos 4 de 5 plumas mochueliles

Categorías

Películas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: