Saltar al contenido

Kingdom: el zombie en tiempos medievales (versión surcoreana)

Por Abraham Juárez

La epidemia que se está viviendo por el coronavirus (COVID-19) alrededor del mundo ha hecho pensar en el fin del mundo a muchos —yo ya he vivido muchos fines del mundo como para creerles— tanto en el lado fatídico como en el cómico, al final del día, la comedia es una manera de defensa ante la realidad, y entre esa ola de opiniones, publicaciones, chistes y hasta memes; recuerdo haber visto uno en dónde el virus mencionado nos convertiría en zombis y recordé que había visto una muy buena serie sobre ello y ya me he puesto al corriente así que les traigo una recomendación para estos días.

Kingdom es una serie surcoreana ambientada en la época de la dinastía Joseon (1392-1897) —no sabía este dato así que lo saque de Wikipedia— podríamos decir que es una serie de “época”. Pero aquí no solo es el momento histórico en que se desarrolla, sino que hay zombis, algo que relacionamos —o al menos yo lo hago— con épocas más contemporáneas, esto es lo que hace especial y a la vez extraña a la serie.

Como dije, nos transportan a la Corea —en aquel entonces solo era una— de la dinastía Joseon, en dónde el rey ha muerto y hay una pugna por quién será el sucesor; por un lado tenemos al príncipe Lee Chang que es producto de su primer esposa del rey, que junto a su fiel “Sancho Panza” de nombre Moo-Young —bueno, en realidad es su amigo y  guardaespaldas—, desea primeramente salvar a Corea de la enfermedad; y, por otro lado, tenemos a la nueva reina que está esperando un bebé, y dependiendo de sí es niño o niña, determinará su acceso al trono. Dentro de toda esta intriga política comienza una enfermedad que hace levantar a los muertos y nadie sabe de dónde proviene —al inicio de la serie nos explican quién y porqué se dio, mini spoiler, fue el rey—, pero se expande de manera muy rápida y llega a distintos lugares en dónde nos irán presentando a cada uno de los personajes.  

La serie me ha llamado la atención por varios puntos, primeramente, por esa combinación tan poco vista entre política y zombies, pero también por el momento histórico, ya que, sí sería difícil enfrentar una horda de muertos vivientes con armas de fuego y todo tipo de herramientas modernas, ¿Cómo sería en aquel entonces?; por otro lado, el humor tan característico surcoreano, y es que es difícil de describir, es como querer ser serios en sus diálogos pero de repente ponen cosas un tanto “bobas” pero que en sus historias funcionan, no es un humor soso como el gringo —y para muestra un botón, ahí tenemos las miles de películas de Adam Sandler, aunque tiene algunas buenas—; la ambientación es exquisita, en verdad que las locaciones, en especial los palacios, son lugares que son de ensueño, sin olvidar lo pulcros que están todos los lugares que habitan los aristócratas en comparación a dónde vive el pueblo. Tal vez en lo único en que peca de simple la serie es en los personajes, son clásicos estereotipos: el guerrero, el cómico, la dama desvalida, el o la de pasado misterioso, y un largo etcétera, sin embargo, la verdad en la época actual lo que uno desea es solo distraerse así que les recomiendo ampliamente esta serie.

En La Isla de Minerva le damos 4 de 5 plumas mochueliles.

Categorías

Películas

Etiquetas

, , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: